XXIII Congreso Estatal de Astronomía

Del 1 al 4 de este mes de Noviembre del 2018 tuvo lugar en la ciudad de Cuenca el vigésimo tercero Congreso Estatal de Astronomía. Es una reunión bianual en la cuál se une la astronomía amateur con la astronomía profesional y se trazan líneas de colaboración. Pero por sobretodo, es un momento para reencontrarnos con compañeros que hacía tiempo que no veíamos y por supuesto es un lugar para intercambiar experiencias de las noches que hemos vivido bajo las estrellas.

Hubo intervenciones impresionantes como la de Susana Malón de Lumínica Ambiental, con la presentación de su ponencia Avances contaminación lumínica e iluminación sostenible, donde expuso unos cuantos ejemplos de buenas y malas praxis en la iluminación pública de nuestros pueblos y ciudades.O como también la de Toñi Varela del Instituto Astrofísico de Canarias donde nos contó qué es la Fundación Starlight y su sistema de certificaciones, todo un logro que aúna astronomía y turismo en las zonas que se certifican para ello, con un lema claro, el derecho al acceso de la luz de las estrellas como un derecho inalienable e inherente de la Humanidad.

Otra ponencia que marcó el ritmo del Congreso fue la de la Mujer en la Astronomía de Ángela del Castillo, donde dio voz a decenas de mujeres que han sido olvidadas por la historia y que contribuido tanto o más que las figuras por desgracia más reconocidas de la astronomía. Mujeres de la talla de Annie Jump Canon, Henrrieta Leavit o Caroline Herschel, que vieron su trabajo ensombrecido por el machismo, y que en la actualidad por desgracia, en mayor o en menor medida,  aún nos persigue.

La ponencia Astroturismo en pequeñas localidades de Raquel Alloza del Albergue Aliaga fue impresionante, todo un logro el que han conseguido allí para el desarrollo del astroturismo, haciendo que el cliente tenga una experiencia integral, desde que llega al albergue, realiza la actividad hasta que se marcha. Siempre le rodean estrellas, y no es fácil conjugar todos los factores, desde la decoración del propio hotel, la tematización de la cena, la propia observación y hasta la decoración de las habitaciones son estrellas, algo que para un amante de la astronomía es casi mágico.

Y nos llegó el turno a nosotros, pues presentábamos un trabajo de equipo integrado por José Bosch, Salvador Moros, Juan Miguel García, Oscar Brevià, Vicent Peris y Alejandro Vera del GOEV-OAO-OAUV, del Grupo de Estudios Fotométricos del Observatorio Astronómico de la Universitat de València. La ponencia la dio nuestro compañero José Bosch Bailach que versaba sobre el estudio y el análisis fotométrico realizado en 3 objetos BL Lacertae 1ES1959+650 OQ503 y Markarian 501.

Un par de horas antes le llegó el turno a Joanma Bullón, quien presentaba la campaña Horizontes Perdidos vs Cielos Oscuros, donde nos dejó claro que no hay prácticamente ningún cielo del planeta que no tenga el horizonte contaminado. Es sorprendente que desde Pirineos se llegue a ver la contaminación lumínica de Madrid o Almería. Recoger datos mediante fotómetros como el SQM es primordial para evaluar y seguir la evolución de esta problemática tan seria que incluso llega a tener repercursiones muy serias sobre la salud de las personas, pero tener una imagen del despilfarro energético ayuda a poner en contexto, sobretodo delante de la sociedad, la gran problemática que representa la contaminación lumínica.

Y entre ponencias y buenos momentos vividos bien durante las pausas para café o en las obligadas pausas para reponer fuerzas degustando la gastronomía típica conquense, pasó el XXIII Congreso Estatal de Astronomía. La próxima edición, la número XXIV se celebrará en el 2020 en A Coruña. Si alguien es un apasionado de la astronomía y no ha ido a un Congreso Estatal, la próxima edición será un buen momento para empezar. Realmente se respira Astronomía por todos los rincones.

 

¡Un Saludo Cósmico Galáctico, y hasta A Coruña 2020!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *